A los lectores del blog


Foto: Il suffira d’un singe…, © de Enjoy the Silence….

¡¡¡¡¡ Hola chicos y chicas lectores de Clear Santo Domingo !!!!!

[tápate los oidos Milla].

Como todos y todas sabéis Milla empuja cada semana para que todos estemos en la sección “Quienes somos”. Es verdad que da un poco de pereza ponerse (a mi me pasó) pero una vez que te pones es divertido y además… ¿A quién no le ha gustado leer cosas a cerca de los demás?

Quería proponeros (ahora que Milla no nos oye porque estará con los oidos tapados) que ya que el jueves próximo es el 2º cumpleaños de este blog, sus lectores le regalemos un montón de gente que se una a esta sección ¿qué os parece? Si ya estáis pues podéis animar a otros.

Lo único que necesitáis hacer es responder la encuesta de este enlace y enviarle a Milla un par de fotos por correo.

[Milla ya puedes destaparte].

Un besote para todos. Cris.

Anuncios

11 de Marzo de 2004, Madrid…

oslo.jpg
Foto: May I help you? Feeling stories in granite, © de oriana.italy.

El 11 de Marzo de 2004 era jueves, no tenía sentido que en la carretera por la que cada mañana el autobús me llevaba a Madrid para ir a la org estuviese tan colapsada. Habría algún accidente.

En aquel entonces yo era el responsable del personal y tenía que pasar lista a las nueve y media así que intenté llamar para avisar de que tal vez llegaría tarde pero las líneas no funcionaban bien. Otros pasajeros intentaban también llamar pero no había manera.

El conductor puso la radio y nos enteramos de que habían estallado varias bombas en distintos trenes abarrotados de gente en dos de las estaciones más transitadas de Madrid.

Cuando llegué a la org empezamos a movilizarnos. En seguida, la mayor parte del staff se fue a la zona afectada y unos pocos y yo nos quedamos llamando a todos los scientologists con quienes podíamos contactar. Recuerdo estar marcando con un teléfono mientras contactaba con alguien por otro, de modo que había llamadas en las que tenía que preguntar con quién hablaba porque ya no sabía ni a quién estaba llamando. En cuestión de dos horas cerca de setenta ministros voluntarios estaban haciendo ayudas de localización a la gente que salía de los trenes. Por la tarde, otro grupo ya más organizado fue a las capillas ardientes improvisadas en el recinto ferial del Campo de las Naciones y continuó ayudando a los afectados y a los familiares hasta que la policía recibió la orden de echarnos.

Aún recuerdo al que entonces era Director de Relaciones Públicas contarnos en la reunión que cada jueves tenemos el personal de la iglesia, cómo los psiquiatras habían convencido a los políticos de que nosotros no debíamos estar allí. Claro, nosotros no necesitábamos administrar drogas para aliviar el dolor. Unos meses más tarde, poco despues de inaugurar nuestra nueva sede, un jefe de policía recordaba acongojado mientras veía nuestra exposición cómo tuvo que echarnos al recibir la orden de sus superiores a pesar de ver que realmente estábamos haciendo un buen trabajo.

Aquella misma noche, en esta reunión, recibimos un SMS de una ministra voluntaria que llevaba varios días dando ayudas a un hombre que llevaba varias semanas en coma y a quien los médicos no podían predecir el tiempo que estaría así. Decía: “Mi PC se ha despertado, me ha cogido la mano y me la ha besado”

Nunca jamás me he sentido tan orgulloso de formar parte de un grupo como entonces me sentí por ser un Ministro Voluntario.

vmlogo.jpg“Un ministro voluntario no cierra sus ojos al dolor, al mal y a la injusticia de la existencia. En lugar de eso, se prepara para resolver estas cosas y ayudar a los demás a lograr alivio de ellas, así como a lograr una nueva fortaleza personal.”

L. Ronald Hubbard

………………………………………………………………………………………………………………………….
Con gran orgullo e ilusión les acabamos de presentar nuestra primera entrada escrita, ilustrada y publicada por uno de ustedes, nuestros queridos lectores. El autor es nada menos que nuestro queridísimo Iñaki Ejecutivo de Público de la Org de Madrid. ¿Quién más tiene una historia para compartir?………………………………………………………………………………………………………………………….