Sobre “las otras” religiones


Foto: View from Temple IV, por drlopezfranco.

De este lado del mundo, para la inmensa mayoría de las personas e instituciones, hablar de religión supone hablar de la religión Católica. La Católica, para bien o para mal, parece ser sinónimo de “La” religión. Las “otras” religiones se quedan, entonces, en la categoría marginal de “las otras”.

Este estado de cosas tiene raíces históricas parecidas a las que han dado origen a situaciones sociales tan indeseables como el racismo, el sexismo y otros “ismos”. Y, a su vez, motivan toda una gama de acciones intolerantes; desde la desagradable actitud de rechazo personal que muestran algunas personas a quien piensa diferente (a veces, por desgracia, hasta en las propias familias), hasta horrores genocidas como las llamadas “limpiezas étnicas” y otras similares.

Las manifestaciones las vemos a diario y son tan comunes y parecen tan inofensivas, que ni nos percatamos de que están allí. Desde la clase de “Religión” en el colegio de los niños (que naturalmente no trata de religión, sino de la-Religión-Católica) hasta las críticas que se hacen socialmente a la “mala influencia” o a lo nefasto de “la religión”, por ejemplo como parte de un sistema educativo que de laico sólo tiene el nombre.

Sin embargo, a nadie se le ocurre protestar contra el “religionismo”, como se protesta contra el racismo o el sexismo. Porque, naturalmente, las cuestiones relativas a los cuerpos (como la raza y el género) son muchísimo más trascendentes que aquellas que tienen que ver con el espíritu….

Posiblemente pienses, al leer esta entrada, que hay una muy buena razón para que las cosas sean como son, y es no sólo el poder económico, político y social que representa la Religión Católica en nuestros países, sino el número de sus fieles. Pero no es así. Depende de cómo lo mires.

Te doy dos pequeños ejemplos en forma de mapas.

Si le das un vistazo, para empezar, a este mapa animado, muy popular en internet, que muestra el desarrollo a través del tiempo, de “las principales” religiones del mundo, te quedarás completamente convencido, erróneamente, de que sólo hay cuatro religiones importantes en nuestro planeta y que de todas ellas, la Cristiana es la más extendida.

Sin embargo, si le das un vistazo a este otro mapa, que no es animado ni tan espectacular, verás un panorama muy diferente.

Dejo eso ahí para que tú saques tus propias conclusiones. O para que te des cuenta de que necesitas más datos para sacar alguna.

Porque el propósito de esta entrada es simplemente llamar la atención sobre lo que son nuestras propias ideas y conceptos sobre “la” religión. Qué cosas sabemos, cuáles desconocemos, cuántas tenemos aún en pendiente por descubrir, por aprender, por aclarar… Sin importar cuál sea nuestra propia religión, si podemos establecer estas cosas con claridad, estamos en una mejor posición para elegir cuáles conceptos y cuáles enfoques deseamos contribuir a que se sigan reproduciendo, en nuestras sociedades, nuestras escuelas y hasta en nuestras propias familias.

Anuncios

El tiempo ¿el implacable?


Foto: Cirrus uncinus cloud, por Zut Le Flash.

Como le contaba a mi querida amiga Patricia el otro día, caminar, extrovertirse, puede ser muy, muy terapéutico. Sucede que tuve una experiencia de lo más emocionante en una de mis caminatas y decidí escribirla para ustedes. Aquí la tienen:

Entre el paso del Huracán Hanna y la llegada de su colega Ike, hubo un respiro de un día sin lluvias. Quise aprovecharlo y me encaminé al parque. En la calle, el caos podía respirarse en el aire. Todo estaba fuera de sitio. Hasta los árboles parecían haberse desplazado unos pasos y haber cambiado de posiciones entre sí.

Soplaba una brisa fuerte y fría. El cielo estaba cubierto de cirros; el suelo, de hojas secas, de hojas verdes y de trozos cortos de ramas. Era como si durante todo el día anterior, Hanna se hubiera dedicado a recorrer la zona, una y otra vez, quebrando metódicamente con sus dedos transparentes cada rama de media pulgada de diámetro que encontraba a su paso, luego de arrancarle los brotes más tiernos, sólo por el placer de hacerlo.

Mi ánimo no era el mejor, ya que jamás habría podido imaginar lo que estaba a punto de suceder. Y así, cuando me faltaban unos 50 metros para llegar a la entrada, justo antes de la bajadita, lo percibí. Sentí que me había alcanzado un rayo. El vértigo se apoderó de mí. Tuve que detenerme y con cierto temor enderezarme y volver a elevar la mirada, muy lentamente.

Por imposible que suene, frente a mis ojos incrédulos se desplegaba el “demo” más soberbio de la naturaleza de los Axiomas 8 y 9 de Scientology o, si te suena mejor, de nuestra verdadera esencia, como seres espirituales.

Una fuerte corriente de viento se había elevado hasta la altura exacta en que un momento antes flotaban suavemente los cirros y comenzó a llevárselos lejos, a gran velocidad. De un momento a otro, sin previo aviso, el tiempo se había acelerado: todo el espacio de cielo que podía abarcar con mi mirada estaba en un movimiento desenfrenado, como si estuviera acudiendo a toda prisa a un llamado que provenía de otro tiempo, de otro mundo. Las deshiladas nubes pasaban ante mí formando complejas figuras que se deshacían en fracciones de segundo, para formar otras. Se unían y se volvían a separar y todo este remolino de creación, supervivencia efímera y aparente destrucción a escala monumental sucedía en cámara rápida, produciéndome la sensación de estar literalmente anclada en una pausa en la eternidad.

Axioma 8. La apariencia de tiempo es el cambio de posición de partículas en el espacio. Axioma 9. El cambio es la manifestación primaria del tiempo. L. Ronald Hubbard, Axiomas de Scientology

Luego de ese incidente, mi percepción del acuerdo férreo que es el tiempo nunca ha vuelto a ser la misma. Algo hizo “crack” y cambió para siempre. Creo que fue porque tuve el valor de confrontarlo por más de tres segundos y entonces comprenderlo…. o recordarlo: lo que soy, lo que eres tú también, lo que somos cada uno de nosotros: la única y posible quietud absoluta, el estático inobtenible en este universo que compartimos, exteriores por completo al movimiento y, así, su punto de partida, su fuente, su origen…

Sobre sendas, senderos y caminos al andar: Mis 20 años en Scientology (I)


Foto: Sin título, © de Jusamawi.

Gardel o no Gardel, para mí veinte años sí son algo. Son, definitivamente, más que diez y más que quince años. Son poquito menos de la mitad de mi vida. Son toda una vida para un joven veinteañero, son una eternidad inimaginable para mi hija, la Princesa Sol, que mañana cumple cuatro….

Sucede que de vez en cuando, muy de vez en cuando, y precisamente cuando no tengo tiempo para eso, me dan los ataques filosóficos, como yo les llamo. Un ataque filosófico es simplemente un deseo intenso de comunicar sobre lo que son mis temas favoritos: la vida, el Ser, la Verdad…. ese tipo de frivolidades intrascendentes. Y pues, bueno, últimamente algunos de mis queridísimos amigos –en español y en inglés– se han dado a la tarea de convencerme por todos los medios de que “me debo a mis lectores”… Así que aquí comienzo una de mis “legendarias” series sin fin de entradas, esta vez sobre lo que significa para mí haber encontrado, hace 20 años, el camino que buscaba para llegar a donde voy.

Ojalá mi experiencia pudiera llegar a serte útil de alguna manera.
…………………………………………………………………………………………………………………….

Yo no sé si Proverbios y Cantares, de Antonio Machado, fue una serie inmortal de poemas breves desde su creación; pero si no lo fue, sí sé que Joan Manuel, en 1969, se encargó de inmortalizarla.

¿Quién no ha oído o recitado decenas de veces el poema XXIX?:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar […]

La canción Cantares, ese bellísimo arreglo de Serrat a algunos de los poemas de esta serie, ha sido enarbolada con particular fiereza por una buena parte de los integrantes de mi gloriosa generación, durante las últimas 4 décadas. A partir de los años 70 llegó a convertirse en una especie de himno a la libertad de pensamiento, en una especie de manifiesto de rechazo a las “viejas escuelas” y, de pasada, a más de alguna tradición. Y ha continuado siéndolo por todos los años que han transcurrido desde entonces.

Muy romántico lo encuentro, pero perfectamente inútil; al menos en estos tiempos.

Porque sucede que el concepto de que “no hay camino” no se queda en himno. Coincidencialmente (ya que dudo que fuera intencional de parte de Joan Manuel), existe toda una corriente de pensamiento, cuyos seguidores se dejarían ejecutar con una filosófica sonrisa en los labios, en defensa de la idea de que todo camino, por definición, no puede ni debe ser transitado.

Y, por absurdo que suene, la razón para esto es que no hay ni puede haber ningún camino, porque “se hace camino al andar”.

Y esta afirmación se acepta, sin el menor cuestionamiento, como si fuera un dogma de fe. Es del tipo de cosas que “todo el mundo sabe…” que agrupa a las mayores insensateces junto a las falsedades más fantásticas y las presenta como fruto del sentido común o, peor aún, de la reflexión filosófica.

Esta negación por principio de la validez de la existencia de toda ruta, de todo sendero hacia la Verdad, llega tan lejos como hasta plantear que no hay definiciones posibles a conceptos como el Amor, la Libertad, la Verdad… que éstas deben ser “construidas” por cada persona y que, como si esto fuera poco, ¡son constantemente cambiantes!

Yo me imagino que el genio que concibió estas ideas –muy apreciadas y promovidas por algunas escuelas de psicología– dirigió o mínimamente participó, hace muchas vidas atrás, en el diseño de la Torre de Babel o, al menos, del Laberinto de Cnosos. Porque el resultado que se obtiene de su práctica en la vida es, naturalmente, confusión, indecisión, fracaso y pérdida. No hay otra posibilidad.

Lo cierto es que, como sabemos, no todo es igual a todo. Al menos no lo es en el reino de la cordura. Ocurre que dos o más cosas pueden ser

  • idénticas,
  • similares o
  • diferentes.

Y mientras más cuerdos nos volvemos, más capaces somos de asignar una de estas 3 posibilidades a las cosas.

Así, tenemos senderos y senderos. Y tenemos caminos y caminos….

Que la historia humana esté plagada de caminos que desembocan en laberintos y de senderos que conducen a trampas o a despeñaderos no significa que todos los caminos terminen en una trampa, siempre, sin excepción, por los siglos de los siglos.

Un camino no es necesariamente igual o similar a trampa, laberinto o despeñadero. Un camino no es necesariamente igual a traición. No es necesariamente igual a fracaso.

Muchos de los caminos que existen, los andamos a diario. Algunos, particularmente hermosos, son un verdadero placer de recorrer. Antiguamente, todos conducían a Roma. En la actualidad, conducen a una infinidad de destinos.

Ahora bien, si nuestro propósito es el de explorar y descubrir territorios ignotos, es cierto que un camino puede volverse un verdadero fastidio y aguarnos la fiesta. De lo contrario, los caminos suelen ser bastante útiles a la hora de conducirnos a alguna parte a donde queremos llegar.

Y ya sea que se trate de ir a buscar a los niños al colegio o de llegar a encontrarnos cara a cara con la Verdad última sobre la existencia, esta cuestión de “caminos o no caminos” puede considerarse, incluso, desde la perspectiva matemática:

  • Estoy en el punto A y quiero llegar a B.
  • Independientemente de mi opinión y de la de los demás, la línea recta es el camino más corto.
  • Todos los otros caminos son más largos que el de la línea recta.
  • Algunos caminos parecen dirigirse a B, pero no llegan.

En lo más profundamente personal, en todos estos años, en su inmensa simplicidad y grandeza esto es lo que tanto la tecnología (la práctica), como la filosofía (la teoría) de Scientology han hecho por mí:

  • Me enseñaron a localizarme en “A“: pude descubrir exactamente quién era y dónde estaba.
  • Me ayudaron a reencontrar mi propósito básico de esta vida. Matemáticamente hablando, a determinar “B“.

Y no pasa un sólo día sin que aprenda o practique una de las muchas formas de:

  • Enderezar la línea AB cuando veo que se ha torcido.
  • Quitar los obstáculos del camino AB.
  • Crear y recrear la energía necesaria para impulsarme hacia B.

Aunque me gustan los senderos y los caminos, no veo a Scientology como uno.

Pero quizá como brújula o como mapa; o tal vez como mochila mágica, llena de herramientas de supervivencia; se relaciona de manera inseparable con lo que es mi propio camino para ir hacia donde yo voy. Y doy gracias por ella, porque por primera vez en cientos o miles de existencias, tengo un nivel decente de certeza sobre quién soy, de dónde vengo, para donde voy y de por dónde va el camino que conduce hacia allá.

Más sobre nutrición y salud mental


Foto: Kiwi, Grapefruit and Crab Salad © de La tartine gourmande.

Nuestro queridísimo amigo Frank, en su calidad de especialista en nutrición y con su siempre presente disposición para ayudar, acudió a nuestra llamada de auxilio para responder a una pregunta de Paola, en la entrada Nutrición y Salud Mental. Por su importancia, he decidido publicarla, más que como un comentario, como toda una entrada, así ninguno de nuestros lectores se pierde estos datos.
…………………………………………………………………………………………………………..

Nutrición y estabilidad emocional

Por Frank Suárez

Es un hecho, la nutrición tiene que ver no solamente con nuestro estado de salud corporal sino también con nuestro estado de salud mental y emocional. Somos seres pensantes que residimos dentro de un cuerpo y si el cuerpo está teniendo problemas, nosotros también tendremos problemas.

El cuerpo humano es un organismo que depende totalmente de la creación de energía para poder sobrevivir. La fuente de esa energía lo son elementos y nutrientes como oxígeno, agua, vitaminas, minerales y alimentos comestibles. Se han hecho estudios entre los enfermos mentales y se ha descubierto que la gran mayoría padece de severas deficiencias nutricionales. Eso no quiere decir que la CAUSA de sus problemas mentales sean de tipo nutricional pero esto sí nos da una buena pista para explorar.

Hay alimentos que descontrolan el sistema hormonal y afectan la estabilidad emocional. Alimentos como el azúcar. Hay personas que padecen alergias o “intolerancias” al trigo (pan, pasta, etc.) y se comportan de forma irracional cuando ingieren alimentos que los contienen. Existen alergias e intolerancias también a los preservativos y a los colorantes en los alimentos y que tienen igual efecto sobre el estado emocional. Por otra parte, se sabe que la deficiencia de vitamina B-12 causa depresión y desequilibrio emocional. O sea, existen factores nutricionales que pueden causar o agravar la situación mental.

En general podría decirse que la dieta más adecuada para una persona que ya refleja problemas mentales es una dieta alta en proteínas como carnes blancas (pollo, pavo, pescado) la cual se acompañaría con buenas dosis de vegetales y ensaladas. Debería evitarse el azúcar y reducirse los alimentos que son carbohidratos refinados (pan, harina, arroz, pasta, dulces, etc.).

La hidratación es importantisima. Es decir, hay que tomar mucha agua. Sería recomendable empezar a darle un complejo de vitaminas y minerales de alta potencia para tratar de subsanar cualquier deficiencia que se esté haciendo manifiesta.

La dieta alta en proteína y baja en carbohidratos refinados tiende a estabilizar el sistema hormonal (insulina, adrenalina, cortisol, estrógeno, etc.) y eso de por sí ofrece más estabilidad mental y emocional.

Por supuesto, la solución a este problema se encuentra en el área de la mente más que en área del cuerpo. Estabilizar el cuerpo con una buena nutrición e hidratación sería una estrategia para encontrar una forma de poder llegar hasta el problema de tipo mental que aqueja a esta persona.

La recomendación de leer el libro La Evolución de una Ciencia, de L. Ronald Hubbard, es excelente, hazle caso.

Saludos, Frank Suárez

Entradas relacionadas:
Nutrición y salud mental
Es recetada… pero ¿es necesaria?
La FDA: de monitor pasivo a detective activo
El poder del metabolismo
Vitaminas peligrosas… ¿para quién?

Madres felices = niños felices


Foto: Touching the Sun © de El Ultimo Deseo.

En Mayo se celebra el Día de las Madres en muchos de nuestros países. A todas nuestras mamás lectoras ¡muchas felicidades! Para celebrarlo les presentamos a continuación, por fin, un artículo más de nuestra bandeja de “Pendientes para traducir”, ¡hecho! Se trata de una entrada preciosa del blog de Desi, publicada hace ya un par de meses, pero especialmente apropiada para este mes. Como siempre, con el permiso y beneplácito de su autora.
…………………………………………………………………………………………………………………….

Scientology y los niños

Por Desi

Mis hijas están de regreso en la mañana de visitar a su papá. Llegan felices y bien atendidas y, en general increíble, como de costumbre.

Esto no es un accidente.

Mi ex esposo y yo fuimos muy cuidadosos en el uso de los principios de Dianética cuando eran bebés, en la aplicación de Scientology (Cienciología) a nuestra propia relación y a la relación con ellas y así tenemos en la actualidad unas niñas felices, brillantes, libres de drogas y notablemente independientes. Ellas son muy buenas cienciólogas. Completos extraños se me acercan y me comentan lo bien que se comportan, lo consideradas y brillantes que son mis hijas. Y a menudo, la gente se admira de lo bien que se llevan entre sí.

Una vez más, no es una casualidad del destino. Un niño podría ser una casualidad. Dos, son el reflejo de el trabajo duro y de decisiones correctas como padres. Hacerlo una vez, es un logro. Crear una vida que les permita a dos chicas no sólo llevarse maravillosamente bien con los demás, sino entre sí, es increíble. Estoy muy orgullosa, tanto de mis propias decisiones como madre -aplicando Scientology con firmeza a todas y cada dificultad a medida que surgía– como de la clase de padre que es mi ex marido. Él también usa Scientology en la relación con las niñas.

Es posible que no se hayamos sido la persona adecuada para el otro como pareja, pero de todos modos estamos haciendo un gran trabajo conjunto en la crianza de nuestras hijas. ¿Con qué frecuencia las personas que terminan en divorcio son capaces de llevar a cabo con éxito una crianza conjunta de los hijos y mantener además una gran comunicación? Si no tuviéramos nuestros fundamentos de Scientology, nos habríamos hundido. El haber llegado a un acuerdo tan amistoso, la felicidad de nuestras hijas y la de nuestras vidas, a pesar de las dificultades y diferencias, se debe simplemente al hecho de haber actuado con base en los buenos principios éticos sobre los que se funda nuestra Iglesia.

El año pasado, las chicas leyeron El Camino a la Felicidad e hicieron el curso de extensión. Esto dio como resultado el esclarecimiento de todas las preocupaciones que tenían sobre cómo entrar en la adolescencia, cuál era la conducta más apropiada, la forma en que debían acercarse a la ética dudosa del comportamiento de sus amigos en la escuela. La lista es interminable.

Scientology es una forma tan obviamente asombrosa y funcional para mejorar la calidad de vida, que uno tiene que preguntarse qué está pensando la gente que sugiere que los hijos de los cienciólogos están en peores condiciones debido a ella. Eso es ni más ni menos que una locura.

Yo crecí como ciencióloga. Así es, soy de segunda generación y mis hijas de tercera. Aunque la mayoría de mis amigos no sabían ni les preocupaban mis creencias religiosas, todos ellos me envidiaban mis padres. Fueron padres maravillosos.

A mi padre le encantaba desafiarme a pensar por mí misma. Me presentaba maravillosos conceptos para resolver, extrañas tareas a fin de que me sintiera productiva y me dejaba ayudarle, a pesar de que esto le retrasara o le causara problemas. Él siempre fue increíblemente bueno en hacerme sentir como una persona completamente valiosa. Se llama “otorgar beingness” y he de decir que mi papá fue un maestro en eso. Toda persona, desde los 6 meses a los 60, todo el mundo es tratado como un igual por mi padre. Él aplica a la vida una política llamada “Tú puedes tener razón”, que ha sido tremendamente exitosa como sistema manejar las relaciones. Sé que todo el mundo adora a mi papá. Mi mejor amigo dice que es el mejor padre que jamás haya existido.

¿Fue porque sus padres fueron buenos padres? No. ¿Aprendió de su ejemplo? Son bastante malos. El alcoholismo, un mal matrimonio y el consumo de drogas son cosa cotidiana en su familia y hay muy poca estabilidad, pero él es una persona limpia, racional, estable y competente. Yo lo admiro como persona, tanto por lo que él es ahora, como por lo que ha llegado a superar para llegar allí. Pocas veces se encuentra un ejemplo tan bueno de lo que es ser un cienciólogo. Su esposa también es una persona maravillosa, eficaz y competente, es un gran punto de apoyo para mí, es simplemente increíble. Ella misma es ciencióloga de tercera generación y su hija es de cuarta, criando una quinta.

Mi madre vive en la meca de Scientology, Clearwater. Ella derramó todo su amor sobre mí desde niña, jamás he dudado de su amor. Ella es una maravillosa artista, y una gran persona. No podría imaginarme tener a otra persona como madre. Me encanta visitarla a ella y a su esposo. La razón por la que decidí usar El Camino a la Felicidad en la crianza de mis hijas y por la que creo que es el mejor código moral que puedo enseñarles, es que he estado viviendo de acuerdo a sus preceptos durante los últimos 25 años, desde que tenía 6. Y eso es hechura de mi madre.

En todo momento en que fallaba o cometía errores, echaba una mirada a mi propia responsabilidad personal por los problemas que estaba teniendo, detectaba mis propias fechorías, limpiaba el lío en que me había metido a través de la aplicación de fórmulas creadas específicamente para cambiar las condiciones en la vida (llamadas condiciones de ética) y seguía con mis asuntos. Porque el sentido de estar vivo, creo yo, es lograr que se hagan cosas buenas, para prosperar, para hacer que sucedan cosas buenas, y al menos para crear más bien que mal. Cuando estás sumido en tus propios errores, o en los problemas que te mantienen en el fondo, la aplicación de las condiciones de ética de Scientology jamás me ha fallado, ni una sola vez.

¿Fue el amor incondicional y la cordura de mi madre resultado de su propia crianza? No. Su madre era espantosa, el tipo de persona que trata de fomentar los problemas entre los miembros de la familia. El tipo de persona que tienes que manejar con pinzas. Y, sin embargo, nunca me di cuenta de ello, porque mi mamá fue probablemente la madre más amable, dulce y comprensiva. Nunca vi un rastro de aquello en la forma en que me trataba. Y fue así porque ella podía abordar todas las cuestiones que de otro modo podrían haberme afectado, en su auditación de Scientology. Yo nunca me di cuenta. Ella fue fabulosa conmigo.

No importaba lo que pasara, dónde nos mudáramos, qué empleos tuvieran mis padres, yo tuve un hogar. Fui amada, desafiada y criada con moral. Tuve todo lo que necesita para tener éxito. Eso no significa que tuviera cosas. Obtuve conocimiento. Muchísimo más valioso…

Nunca me interesó ninguna otra religión, a pesar de haberlas estudiado. Scientology funciona ¿por qué querría hacer otra cosa? No la mezclo con un poco de esto o un poco de aquello. Simplemente, somos cienciólogos. He pasado los últimos diez, casi once años usando solamente Scientology para criar a mis hijas. Y si bien respeto las decisiones de los demás y su derecho a ser otra cosa, a mezclar otras prácticas, a elegir otras religiones, a utilizar la psicología moderna en la crianza de sus hijos, sencillamente no veo por qué yo debería hacerlo.

Personalmente, veo muchas y grandes diferencias entre los hijos de cienciólogos y aquellos criados sin Scientology, y cosas muy concretas:

La calidad y la cantidad de admiración, de alegría, y especialmente de capacidad para comunicarse libremente con sus padres. Es totalmente diferente. El manejo de sus fechorías sin dramas, confusiones ni malestares, y la el carácter moral general, sea que se metan en problemas con la ley, sea que se metan en drogas. Muy, muy diferente.

Sea que logren una educación decente y pasen a llevar vidas felices, lo que importa y lo que crea Scientology, en la inmensa mayoría de los casos, son adultos muy cuerdo, competentes, felices. No mentimos al decir que el promedio de una comunidad de cienciólogos es un lugar totalmente diferente que el promedio de una comunidad no ciencióloga. Es libre de drogas, feliz, productiva, y un grupo divertido de libres pensadores.

Pero sólo cuando se aplica correctamente. Mézclala con algo más o encuentra justificaciones para tu propia falta de confrontación, de disposición o fracasos y no obtienes la misma calidad de resultado.

Vivimos en un mundo donde los problemas de nuestros niños son:

  • La falta de educación o incapacidad para estudiar
  • La incertidumbre moral
  • Uso de Drogas
  • La inestabilidad en el hogar

Scientology contiene soluciones que realmente funcionan para cada uno de esos problemas, para cada mínima parte de ellos. Y las personas que la utilizan correctamente jamás acaban teniendo esa clase de problemas. Nunca.

¿Qué clase de anormal diría que es mala idea aplicar Scientology a los niños?

Especialmente cuando puedo contar con los dedos de una sola mano las veces en mi vida que he visto a un niño de cienciólogos que no era feliz, habiendo sido uno de esos niños, habiendo sido niñera, maestra y, finalmente, madre de muchos de ellos. ¡Y cuando se me ocurren cientos y cientos de niños de Scientology que sé personalmente que son felices, éticos, y que les está yendo bien en la vida!

Los que digan lo contrario están tratando de llevarte por un camino que no funciona. No hay verdad en él. Si no me crees, dale un vistazo por ti mismo/a si lo deseas. Ve a cualquier Servicio Dominical en cualquier Iglesia de Scientology y dale un vistazo a todos los niños que veas allí. Pregúntale a sus padres cómo les va con su educación, si necesitan drogas para modificar su comportamiento, si tienen problemas sin solución con sus hijos…

En general, tenemos un gran grupo. Scientology, aplicada correctamente, siempre funciona.

Volviendo al tema original, estoy orgullosa de mis hijas cienciólogas. Me sorprendo a menudo de lo maravillosas que son, mucho más que lo que yo misma me había imaginado.

Entradas relacionadas:
¡Feliz día de las madres!
Sobre las madres
Qué es El Camino a la Felicidad
Sobre ser digno de confianza
Mi hijo se ha vuelto tan irrespetuoso…
20 razones para querer una nana ciencióloga

La naturaleza humana: ¿buena o perversa?

creation.jpg
Foto: Creation of Man by Michelangelo, © mbell1975.

El amigo Paulo me pregunta como llegué (o Scientology llegó) a la conclusión de que el ser humano es bueno. Y le prometí escribir una entrada especial para responderle. ¡Menudo aprieto! Bueno, haré lo mejor que pueda. :-)

Para comenzar y evitar confusiones, esto es exactamente lo que dice nuestra doctrina, en El Credo de la Iglesia de Scientology, escrito por L. Ronald Hubbard:

…nosotros los de la Iglesia creemos: que el Hombre es básicamente bueno; que está intentando sobrevivir; que su supervivencia depende de sí mismo y de sus semejantes y de su logro de la fraternidad con el universo…

Una realidad compartida por la mayor parte de la Humanidad

Lo primero es que esta afirmación, lejos de ser algo extravagante, resulta ser tan antigua como el Hombre.

  • Desde los antiguos Vedas, hace más de diez mil años, y desde allí, a través del Hinduísmo, se afirma que el ser humano encierra en su esencia, desde su creación, una chispa divina. Naturalmente, al igual que en casi todas las religiones, se asocia al Ser Supremo con la más alta bondad y virtud.
  • Como casi todo occidental –cristiano o no– sabe, una de las primeras declaraciones de la Biblia sobre la naturaleza del Hombre, en el propio Libro del Génesis (1:26 y 1:27) afirma la bondad intrínseca (o por naturaleza) del Hombre, creado a imagen y semejanza de Dios.
  • Para el Islam, al no existir un pecado original, nacemos en estado de natural inocencia; los pecados se cometen cuando ya tenemos uso de razón. La naturaleza del ser humano tal como fue creado por Alá, no es inherentemente ‘corrupta’ ni necesita reparación.
  • El budismo, por su parte, va más allá y plantea que no sólo cada persona, sino que cada ser vivo tiene el potencial de alcanzar la Iluminación. Esto es el estado de Buda, cuando se llega a la plena comprensión de la Verdad, más allá de todas las apariencias, a la plena sabiduría y al amor pleno por todos los seres vivos.
  • Sócrates afirmaba que la verdadera naturaleza del Hombre es buena, que tiene un mecanismo inherente de seguridad que lo lleva otra vez a la corriente cuando él la abandona. Y que no puede continuar indefinidamente con un comportamiento dañino para si mismo, o para su semejantes, ya que cuando lo intenta, las cosas no resultan bien para él; por tanto, para encontrar la verdadera felicidad, uno debe encontrar la verdadera virtud.

Podría continuar con muchísimos otros ejemplos, pero no es mi intención escribir un tratado de historia religiosa y filosófica sobre la naturaleza ética del ser humano.

Pienso que los anteriores ejemplos son suficientes para ilustrar la idea del Hombre “básicamente”, “inherentemente”, “intrínsecamente”, “esencialmente” o “por naturaleza” bueno, como una creencia común a muchas de las principales filosofías y religiones, incluyendo las cristianas.

Naturalmente, los scientologists no consideramos que nuestras sociedades sean el Paraíso, o el Nirvana o la perfección absoluta, claro que no. ¡Tendríamos que estar ciegos! Y no lo estamos, en lo más mínimo.

Hasta un niño puede observar que el Hombre constantemente se aparta de lo que es correcto, de lo que para nosotros –al igual que para muchas religiones orientales, o para filósofos como Sócrates– es la ética y la moral. El hombre peca contra las leyes de Dios. Eso es un hecho.

Sin embargo, ¿convierte esta evidencia al Hombre a una criatura maligna por naturaleza?

Qué es el Hombre, en esencia

Para determinar si el comportamiento del Hombre condena a la naturaleza humana a la “corrupción intrínseca” o no, necesitaríamos un grado mínimo de acuerdo en cuanto a qué es esa “naturaleza básica”, esa escencia del ser humano.

En nuestra religión, consideramos que esta esencia es de naturaleza únicamente espiritual. No “tenemos” un alma o un espíritu. Somos un espíritu. Por cierto, en Scientology al espíritu le llamamos Thetán (de la letra griega θ Theta, símbolo para “pensamiento” o “espíritu”). :-)

Los miles de millones de personas en el mundo que comparten esta creencia en mayor o menor grado, no necesitan más evidencia que su propia certeza; sea a través de la observación de la realidad, o a través de sus propias experiencias de trascendencia.

Sin embargo, el hecho de que en el hombre hay “algo más” que un cuerpo perecible ha sido comprobado por medios objetivos en más de una ocasión, a través de la historia humana reciente.

Naturalmente, esta discusión está mucho más allá del alcance y del interés de esta entrada en particular.

Devuelvo, entonces, la pregunta: ¿En qué se basan quienes afirman que el hombre es malo por naturaleza?

¿Quiénes afirman que el hombre es “malo” por naturaleza y en qué se basan?

En términos de fe, sólo lo afirman las iglesias cristianas que interpretan de este modo el dogma de fe del pecado original: El Hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, pero como el primer hombre y la primera mujer pecaron, la humanidad heredó este primer pecado y todos nacemos pecadores. Sin embargo, en estas iglesias existe el bautismo, que borra o perdona este pecado original en sus feligreses y los vuelve a colocar, por la gracia de Dios, en su estado original, a imagen y semejanza del Creador.

Por tanto, no puedo ver una contradicción fundamental aquí entre la afirmación cristiana y la de las otras iglesias.

En todo caso, los asuntos de fe no se discuten, ni a través de la razón, ni a través de los hechos. Para nosotros, los scientologists, la fe, como Derecho Humano fundamental, simplemente se respeta.

Ahora bien, en el terreno secular existe una fervorosa defensora de la idea del hombre como probablemente el más salvaje de los animales: uno que debe ser enjaulado, castigado, torturado, electrocutado y mutilado y, como nada de esto funciona, debe ser entonces drogado hasta el punto de convertirlo en un zombie para mantener a raya sus perversos instintos naturales. Se trata, ya lo adivinaron, de la psiquiatría y su discípula, la psicología.

Esta visión del ser humano como animal carente de alma, esta visión de la mente humana como un cerebro, es la que justifica muchas de las peores atrocidades que se han cometido y se continúan cometiendo en contra del ser humano, desde la aparición de estos “científicos”, a fines del siglo XIX en Alemania.

Sus ideas han sido difundidas hasta nuestros días a través de las teorías de Pavlov y de Freud, entre otros.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, las iglesias occidentales cometieron el grave error de aceptar la “ayuda” ofrecida por estos “profesionales de la conducta” para solucionar los problemas políticos y sociales que sobrevinieron y fueron traicionadas. Durante siglos, el asesoramiento espiritual había sido labor de pastores de las distintas denominaciones, que usaban las enseñanzas religiosas para dar consuelo. Para 1952, ya se daban cursos de psicología en casi todas las escuelas avanzadas de teología en los Estados Unidos.

¿Y cuales eran las bases teóricas que fundamentaban este adoctrinamiento “científico”?

  • “En pocas palabras, la naturaleza de las alucinaciones de Jesús, como se describen en los Evangelios ortodoxos, nos permite llegar a la conclusión de que el fundador de la religión Cristiana sufría de paranoia religiosa.” Charles Binet-Sangle, La Locura de Jesús, 1910.
  • “Cuanto mayor sea el número de hombres para quienes estén accesibles los tesoros de conocimiento, más se extiende el alejarse de las creencias religiosas, primero de sus obsoletos e inaceptables adornos, pero después también de sus postulados fundamentales.” Sigmund Freud, El Futuro de una ilusión, 1927
  • “Si se quiere liberar a la especie de la atroz carga del bien y el mal, deben ser los psiquiatras quienes asuman la responsabilidad.” C. Brock Crisholm, El Restablecimiento del Tiempo de Paz en la Sociedad, 1946.

En una próxima entrada, detallaremos cómo la psiquiatría tiene el objetivo expreso de eliminar la religión y el porqué.

Habiendo establecido, entonces, los fundamentos filosóficos y religiosos para afirmar que el Hombre es básicamente bueno, así como las bases ideológicas de quienes opinan lo contrario, sólo resta la “comprobación” que me pide Paulo.

¿Cómo se comprueba que el Hombre es bueno por naturaleza?

Una forma es determinando si puede ser mejor y hasta dónde. Un ser humano no podría alcanzar altos niveles de ética y de moral si éstos fueran en contra de su propia naturaleza, por la misma razón que por más que lo intente, no puede físicamente volar por sus propios medios: su cuerpo no está diseñado para esa función.

El hombre cambia bien y con facilidad en la dirección del bien, y casi no cambia en lo más mínimo, en la dirección del mal. Podrías tomar a un hombre malvado, y es muy difícil hacerlo todavía más malo; es casi imposible. De hecho, nadie lo ha hecho nunca. Si tuviera tendencias malvadas -un Jack el Destripador o alguien así- la gente le podría dar una paliza, y seguiría siendo exactamente igual de malvado que era. Sin cambio. […]

Esto es una cosa interesante. Nosotros no dimos por sentado que el hombre era bueno; no dimos por sentado que era malo. Simplemente decidimos observarlo. Y comenzamos a cambiarlo de todas y cada una de las maneras en que se le podía cambiar, y descubrimos no sólo que cambiaba en la dirección del bien; tan pronto como empezabas a cambiarlo en todos los aspectos en la dirección del bien, tan pronto como empezabas a darle una palmadita en la espalda y entre todos ayudarle en todas las direcciones, no sólo cambiaba: ¡era como quitar la mano del muelle comprimido de un colchón! […]

El hombre cambia en la dirección del bien con facilidad, ¡con tal facilidad que es increíble! Le damos una oportunidad. Sabemos que si le ayudamos, bueno, la sociedad que le rodea -su familia, sus amigos y demás-, todos mejorarán debido a esto. Sabemos que no sufriremos en absoluto por esto. Simplemente elevamos su capacidad, lo hacemos más capaz.

Y encontramos que todos sus esfuerzos, sus indicaciones y sus impulsos para sobrevivir iban en la dirección de ser mejor y de hacer mejor las cosas. Seguían surgiendo, seguían surgiendo. Y esa dirección -hacia arriba- no tiene límite. L. Ronald Hubbard, de la conferencia El Camino a la perfección

A través del conocimiento, los métodos y la tecnología de Scientology, así como de otras religiones, el Hombre ha logrado, efectivamente, convertirse en una mejor persona y ayudar a que sus semejantes lo logren de igual manera. Hay millones de testimonios de este hecho, en todas las épocas.

La otra forma de demostrarlo, esbozada por Sócrates hace 2,500 años, ha sido recogida, refinada y convertida en un método práctico, con resultados medibles y comprobables: La Tecnología de Ética de Scientology.

Hace años descubrí y demostré que el hombre es básicamente bueno. Esto significa que la personalidad básica y las intenciones básicas del individuo, hacia sí mismo y hacia los demás, son buenas.

Cuando una persona se encuentra a sí misma cometiendo demasiados actos dañinos contra las dinámicas, se convierte en su propio verdugo. Esto nos da la prueba de que el hombre es básicamente bueno. Cuando se encuentra a sí mismo cometiendo demasiados males, entonces, o bien de forma causativa, o bien de forma inconsciente o inadvertida, el hombre se impone la ética destruyéndose, y acaba consigo mismo sin ayuda de nadie más.

Esta es la razón por la que el criminal deja pistas en la escena del crimen, por la que las personas desarrollan extrañas enfermedades que las imposibilitan y por la que se provocan accidentes e incluso deciden tener un accidente. Cuando violan su propia ética, comienzan a decaer. L. Ronald Hubbard, Introducción a la Ética de Scientology.

En estos dos hechos nos basamos, entonces, para afirmar que el ser humano es bueno por naturaleza.

Por un lado, en su capacidad de ser cada vez mejor, para bien de sus semejantes, como lo han demostrado las obras de los iluminados, los maestros espirituales, los profetas y los hombres santos y sabios en todas las épocas. Y, por otro lado, en su mecanismo de autorestricción, hasta la propia destrucción (como en los casos extremos de Hitler y de muchos de los más recientes asesinos-en-masa–suicidas, por ejemplo), cuando se desvía del comportamiento ético.

Espero haber respondido a la pregunta, al menos desde el punto de vista de la razón.

bubbleart08

Entradas relacionadas:
El Hombre… ¿enfoque científico o dogma de fe?
Respeta las creencias religiosas de los demás (Videoclip)
El miedo a lo desconocido
No cambies la religión de ningún hombre
Amor y odio: ¿Qué es la grandeza? (Videoclip)

11 de Marzo de 2004, Madrid…

oslo.jpg
Foto: May I help you? Feeling stories in granite, © de oriana.italy.

El 11 de Marzo de 2004 era jueves, no tenía sentido que en la carretera por la que cada mañana el autobús me llevaba a Madrid para ir a la org estuviese tan colapsada. Habría algún accidente.

En aquel entonces yo era el responsable del personal y tenía que pasar lista a las nueve y media así que intenté llamar para avisar de que tal vez llegaría tarde pero las líneas no funcionaban bien. Otros pasajeros intentaban también llamar pero no había manera.

El conductor puso la radio y nos enteramos de que habían estallado varias bombas en distintos trenes abarrotados de gente en dos de las estaciones más transitadas de Madrid.

Cuando llegué a la org empezamos a movilizarnos. En seguida, la mayor parte del staff se fue a la zona afectada y unos pocos y yo nos quedamos llamando a todos los scientologists con quienes podíamos contactar. Recuerdo estar marcando con un teléfono mientras contactaba con alguien por otro, de modo que había llamadas en las que tenía que preguntar con quién hablaba porque ya no sabía ni a quién estaba llamando. En cuestión de dos horas cerca de setenta ministros voluntarios estaban haciendo ayudas de localización a la gente que salía de los trenes. Por la tarde, otro grupo ya más organizado fue a las capillas ardientes improvisadas en el recinto ferial del Campo de las Naciones y continuó ayudando a los afectados y a los familiares hasta que la policía recibió la orden de echarnos.

Aún recuerdo al que entonces era Director de Relaciones Públicas contarnos en la reunión que cada jueves tenemos el personal de la iglesia, cómo los psiquiatras habían convencido a los políticos de que nosotros no debíamos estar allí. Claro, nosotros no necesitábamos administrar drogas para aliviar el dolor. Unos meses más tarde, poco despues de inaugurar nuestra nueva sede, un jefe de policía recordaba acongojado mientras veía nuestra exposición cómo tuvo que echarnos al recibir la orden de sus superiores a pesar de ver que realmente estábamos haciendo un buen trabajo.

Aquella misma noche, en esta reunión, recibimos un SMS de una ministra voluntaria que llevaba varios días dando ayudas a un hombre que llevaba varias semanas en coma y a quien los médicos no podían predecir el tiempo que estaría así. Decía: “Mi PC se ha despertado, me ha cogido la mano y me la ha besado”

Nunca jamás me he sentido tan orgulloso de formar parte de un grupo como entonces me sentí por ser un Ministro Voluntario.

vmlogo.jpg“Un ministro voluntario no cierra sus ojos al dolor, al mal y a la injusticia de la existencia. En lugar de eso, se prepara para resolver estas cosas y ayudar a los demás a lograr alivio de ellas, así como a lograr una nueva fortaleza personal.”

L. Ronald Hubbard

………………………………………………………………………………………………………………………….
Con gran orgullo e ilusión les acabamos de presentar nuestra primera entrada escrita, ilustrada y publicada por uno de ustedes, nuestros queridos lectores. El autor es nada menos que nuestro queridísimo Iñaki Ejecutivo de Público de la Org de Madrid. ¿Quién más tiene una historia para compartir?………………………………………………………………………………………………………………………….

El matrimonio y las metas

marriage.jpg
Foto: We! – and the first day of the rest of our lifes!, © de iamdudu.

Nuestro amigo Stan Dubin del blog A Fresh Opinion, colega de Karen con una Academia de Blogs, pero en inglés; acaba de inaugurar su tercer blog, se llama Marriage Success (Éxito en el matrimonio). En él, publica artículos cortos y muy interesantes y útiles, para todas las parejas, aquellas que están en su luna de miel y aquellas que llevan décadas juntas.

Con su permiso, ha sido incorporado a nuestra colección de blogs amigos para traducir y republicar en Clear Santo Domingo! Y esta semana les tenemos la primera entrega:
…………………………………………………………………………………………………………………..

¿Has establecido metas en tu matrimonio?

Por Stan Dubin

Ya sea que acaben de regresar de su luna de miel, o que lleven casado muchos años, establecer metas es un ingrediente clave para el éxito de una unión. ¿Como pareja, dónde desean estar en cinco años? ¿En diez años? ¿Dentro de treinta años?

Ésas son, por supuesto, metas a largo plazo, pero ustedes también pueden sentarse y discutir lo que quisieran lograr en el próximo mes o para su siguiente aniversario de bodas.

Hay algunas cosas que es bueno considerar al momento de fijar metas:

  1. Es necesario hablar de metas comunes, aquellas cosas que ambos pueden lograr trabajando en equipo.
  2. Es bueno incluir metas individuales, aquello que cada uno de ustedes desea alcanzar personalmente en el período deseado.
  3. Dar un vistazo a las metas comunes y las individuales y trabajarlas de manera que queden alineadas entre sí.
  4. Enumerar pasos reales y factibles que moverán tanto a cada uno de ustedes como a la pareja en la dirección de lograr cada meta.
  5. Revisar sus metas regularmente. Discutir formas de mejorar el progreso. Conversar cómo eliminar las cosas que se interponen en el camino de alcanzar metas a corto y largo plazo.
  6. Fijar metas que sean alcanzables.
  7. Cuando alcancen una meta, no importa qué tan a corto plazo sea o que tan insignificante parezca, obtengan una recompensa. Hagan algo para acusar recibo a ese logro. Disfruten la ganancia de fijar una meta y lograrla. Esto realmente hace más fácil alcanzar la siguiente.

¡Establecer y alcanzar metas muy definitivamente puede ayudar al éxito de una unión!

Es recetada… pero ¿es necesaria?


Foto: Overdose, © de rkr806.

Este magnífico artículo a continuación, reproducido en nuestro idioma con permiso de su autor, fue publicado en inglés hace 2 semanas en la sección Hernando Today, del periódico Tampa Tribune. Su autor, el Dr. Domenick J. Maglio, Ph.D., es también autor de los libros “La Invasión desde Adentro” y “Paternidad Esencial.” Es psicoterapeuta y propietario/director del Wider Horizons School. Lo presentamos en Clear Santo Domingo! para su referencia, e incluímos dos de las repuestas de los lectores que consideramos como aporte al propio artículo. Sólo faltan las de ustedes.
………………………………………………………………………………………………

Una Nación Drogada No Es Saludable

Por Dr. Domenick J. Maglio, Ph.D.

La mayor parte de los estadounidenses está demasiado ocupada en su vida cotidiana, para hacer frente a lo obvio: somos una sociedad dependiente de las drogas. Estamos en guerra contra las drogas sólo a medias. La consigna “Simplemente Di No” debería dirigirse no sólo a las drogas de la calle, sino a todas las drogas perjudiciales, incluyendo aquellas prescritas.

Hay poca diferencia ética o moral entre un traficante que seduce a los niños en el patio de la escuela para que compren la droga más de moda para “sentirse bien” y la industria médica/farmacéutica que dispensa medicación antipsicótica a niños pequeños. La droga de la calle y la de prescripción hundirán al niño en la misma trayectoria de dependencia química, que acaba por convertirlo en un simple receptor, en lugar de alguien que aporta a la sociedad.

Según la Encuesta Nacional sobre Drogas en Adolescentes, publicada el 11 de diciembre [de 2007] por la Casa Blanca, los adolescentes están cambiando las drogas callejeras por drogas de prescripción como OxyContin y Vicodin. El estudio, conducido por el Instituto de Investigación Social de la universidad de Michigan, encontró una ligera disminución del consumo de marihuana y de otras drogas de la calle y un aumento en las drogas de prescritas. John Walters, director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas, dijo que “el 71% de gente joven ha reportado que su fuente de suministro es el botiquín de los padres o amigos.”
Fuente: Artículo “Estudio encuentra que los adolescentess fuman menos yerba, pero consumen más píldoras“, por Theo Milonopoulos, publicado en Tampa Tribune, el 12 de diciembre [de 2007].

Habla muy mal de nuestra nación el que el Center of Medicare y el Medicaid afirmen que al 21% de los pacientes de casas de reposo para ancianos que están en tratamiento con antipsicóticos prescritos “off label” [fármacos prescritos para una patología distinta a la aprobada para el fármaco], no tienen un diagnóstico de psicosis.
Fuente: Artículo “Casas de reposo callan a los ancianos con drogas antipsicóticas“, por Lucette Lagnado, publicado en Tampa Tribune, el 7 de diciembre [de 2007].

Medicar a seres humanos de cualquier edad para inducir docilidad es inhumano. Sin embargo, es aún más trágico cuando se trata de niños a quienes se administran antipsicóticos “off label”, ya que ellos tienen toda una vida por delante.

Aunque el humor infantil fluctúa naturalmente entre risas y llantos, se les está prescribiendo medicación antipsicótica “off label” desde que comienzan a caminar. Antes de los años 90, entre los profesionales de la salud mental era generalmente aceptado como ilógico y poco ético el etiquetar a un niño con un desorden bipolar. Y ciertamente, drogar a un niño con antipsicóticos se consideraba contrario al principio hipocrático de “apartarlos [a los enfermos] del perjuicio y el terror”. Ayudar a las casas de reposo a controlar a los ancianos y a los padres a controlar a sus niños no es menos malo que enjaularlos en nombre del control.

Nuestra sociedad se ha vuelto más que tolerante hacia la droga, nos hemos convertido en una sociedad narcotizada. Los anuncios de medicamentos dominan las revistas femeninas y los comerciales de televisión. Usted tiene que esperar una hora sólo para que se le llene una prescripción. Las drogas recreativas de las celebridades de Hollywood, los “roides” de los ídolos deportivos, los estimulantes sexuales para cualquier persona, los antisicóticos para controlar el comportamiento de ancianos y niños, todo indica que las drogas han impregnado cada segmento de nuestra sociedad. El uso de productos químicos en la vida cotidiana ha cobrado el carácter de una epidemia.

Las drogas pueden aliviar temporalmente un problema particular. Los efectos secundarios en la persona que toma la droga pueden negarse, pero son evidentes en aquellos que nos rodean. El número de personas incapaces de existir sin medicación que altera la mente está destruyendo nuestro poder para ser un pueblo vital, independiente. Una gran cantidad de gente dependiente de la droga, eventualmente se vuelve dependiente de la “red de seguridad” del gobierno. Esto conduce a una sociedad enferma y en declive. Debemos rechazar la forma de vida de las celebridades, la publicidad y a los expertos médico/farmacéuticos, o bien sacrificar al impacto adverso a largo plazo de las drogas a nuestros cuerpos, mentes y espíritus, así como a los de nuestros hijos.

Las alegrías de la vida se experimentan mejor en un estado consciente. Los altibajos de la vida pueden ser dolorosos ocasionalmente, aunque siempre nos proporcionan la oportunidad de aprender cómo manejar mejor el próximo desafío de la vida. Los problemas nunca cesan, las personas saludables simplemente se vuelven mejores en la tarea de solucionarlos.

El pueblo de los Estados Unidos ha creado una reputación de gente ingeniosa, capaz de superar los obstáculos de la vida. No podemos rendir nuestro carácter de gente que persevere hasta lograr que el trabajo se haga. Si nosotros como sociedad continuamos descendiendo por la trayectoria de la droga cuando las cosas se tornan difíciles, acabaremos por olvidar las ventajas, los recursos y la sabiduría que heredamos de nuestros antepasados.

La restauración de nuestro vigor nacional requiere la disciplina de decir “no” a las drogas innecesarias.

Este artículo Una Nación Drogada no es Saludable es de las pocas piezas responsables y honestas en esta edición. Las masas tienen las anteojeras puestas y se los “expertos” les mienten continuamente, y se les escucha admitir una y otra vez que “no saben lo que [la droga]hace”, o “si funciona”, o “cómo funciona”, cuando las prescriben a los niños y a sus padres. ¡Mientras tanto, luego de años de uso y de prescripciones múltiples a un tiempo, estos chicos están muriendo lentamente! Es tan triste… más gente necesita salir y decir YA BASTA. No se trata de fabricar un dólar, ¡se trata de la vida, la supervivencia y la nutrición básicas de los niños, que son EL FUTURO!

La afirmación “Los problemas nunca cesan, las personas saludables simplemente se vuelven mejores en la tarea de solucionarlos.” es muy cierta que y me imagino que la opción es prescribir una droga nueva para cada nueva “dificultad” que uno tiene… Qué sentido tiene vivir si usted ni siquiera está lo suficientemente alerta o consciente como para:

  1. Saber que tiene un problema o desafío;
  2. Tener la oportunidad de encontrar maneras de solucionarlo y de superarlo; y
  3. ¡Permitirse el placer, la alegría y la satisfacción de saber que usted tiene capacidad de hacerlo!

Este artículo y otros similares deberían publicarse en cada revista y en cada mercado a través de los Estados Unidos, hasta que la población despierte y se de cuenta de lo que se le/nos está haciendo. Tammy Strickling

Gracias por artículo del Dr. Maglio, Una Nación Drogada no es Saludable, nadie habría podido decirlo mejor. La reciente muerte del actor Heath Ledger de una aparente sobredosis es apenas una más otra en una larga cadena de muertes y peligros de muerte de celebridades, que involucran drogas peligrosas de prescripción.

A una cantidad demasiado grande de nuestros niños y ancianos se les está prescribiendo antidepresivos y antipsicóticos, innecesariamente. Virtualmente cada adolescente implicado en una de las masacres o suicidios que se producen en escuelas y centros comerciales estaban, según se informa, bajo los efectos de esta clase de medicamentos psiquiátricos.

Tal vez el actor Tom Cruise tuvo razón en sus pronunciamientos en contra de poner a los niños y a las madres que acaban de dar a luz en tratamiento con estas drogas. Él ha tenido que pagar un precio muy alto en los medios, por haber tenido el valor de hablar públicamente contra este asunto, pero no tan alto como el precio que nuestros hijos y nuestros padres están pagando. Ernest R.

Avances y logros de 2007

achieve.jpg
Foto: Plus qu’un petit effort, © Erodo [ L I C ].

En tres cortas y sustanciosas entradas, de los días 1ro, 2 y 6 de Enero, nuestro querido Grahame pasa balance al año que acaba de transcurrir. El balance se refiere a efectos reales, tangibles y positivos, creados en la vidas de millones de personas en todo el mundo a través de la aplicación de la tecnología de L. Ronald Hubbard o por los scientologists.
……………………………………………………………………………………………….

Lo que hicimos en 2007

Por Grahame, 1ro al 6 de Enero 2008

2007 fue otro año muy activo para los scientologists en todo el planeta.

Continuamos activando la mayor campaña anti droga del mundo; con la distribución de más de 156,000 libritos La verdad sobre las drogas y la colocación de más de 280,000 carteles y vallas en 57 países. Además creamos tres anuncios de servicio público de la verdad sobre las drogas que, a través de varias cadenas de televisión, serán vistos por unos 20 millones jóvenes de entre 7 y 14 años y sus padres.

Desde su inicio la campaña ha puesto los libritos La verdad sobre las drogas en las manos más de 18 millones de personas, en 15 idiomas. Todo esto se ha logrado a través de los esfuerzos de voluntarios, de las donaciones de scientologists y del apoyo de la Asociación Internacional de Scientologists.

Por otro lado, el año pasado continuamos con la marcha de la mayor campaña mundial que se haya llevado a cabo sobre los Derechos Humanos, distribuyendo más de 100,000 paquetes de material educativo sobre los derechos humanos a educadores, legisladores y organizaciones cívicas y sociales de los cinco continentes.

Los 30 anuncios de servicio público que muestran cada uno de los derechos humanos fueron transmitidos en los Estados Unidos por CNN, ESPN, Sky News y colocados en pantallas gigantes de aeropuertos, terminales de autobuses y muchos otros espacios públicos en todo el planeta.

Asistimos a unas 140,000 personas a firmar peticiones urgiendo a sus gobiernos a adoptar una agenda sobre los derechos humanos y movilizamos a otras 720,000 como defensores de los derechos humanos. Desde el comienzo de esta campaña (poco después del 11 de Septiembre de 2001) hemos presentado la Declaración Universal de los Derechos Humanos a 600 millones de personas en todo el mundo.

¡Y habrá más en 2008! El presente año marca el sexagésimo aniversario del Declaración Universal de los Derechos Humanos. En su reconocimiento, una nueva serie del anuncios públicos con mensajes sobre los Derechos Humanos se estará publicando en la prensa de todo el mundo. Y continuaremos presentando a más personas aún esta Declaración Universal, de manera que millones más sabrán cuáles son sus derechos. Porque solamente educando a la gente y a través de sus propias demandas de respeto, es que los Derechos Humanos se convertirán en una realidad en nuestra civilización.

2007 fue un gran año para Scientology. Aparte de la expansión descomunal, la compra de muchos edificios nuevos y muy grandes en todo el mundo para albergar las Iglesias de Scientology y la expansión de las campañas ya mencionadas, la Iglesia también tuvo grandes triunfos en el tema del reconocimiento religioso:

La religión de Scientology fue fundada por L. Ron Hubbard. La primera Iglesia de Scientology fue establecida en los Estados Unidos en 1954. Ha crecido hasta contar con más de 7,500 iglesias, misiones y grupos y diez millones de miembros en 163 naciones.