Pobreza material

La pobreza material ha sido suficientemente estudiada en cuanto a sus manifestaciones. Ha sido clasificada, diseccionada, discutida en incontables eventos nacionales e internacionales. Los gobiernos dedican inmensas cantidades de recursos materiales, humanos y tecnológicos a su desaparición. Se supone que nadie la quiere. ¿Por qué se empeña en persistir?

Para algunas personas, demasiado pocas, la respuesta es obvia: porque no se ha determinado correctamente su causa.

Si esto fuera cierto, la solución estaría un poco más cerca. Tal vez entonces, sentiríamos que podemos hacer algo al respecto. Podríamos incluso abrir, tímidamente, tratando de hacer el mínimo ruido posible, una pequeña puerta hacia una respuesta permanente.

Pero hay un ligero problema. Reconocer que es posible una solución y que siempre ha estado allí tumbaría por el suelo muchos altares, probablemente demasiados.

Anuncios

“El Planeta Tierra” es NUESTRA tierra

globe.jpg

Foto: The Great Explorer © Stopped. [censored] Todos los derechos reservados.
…………………………………………………………………………………………………………………………………

Hoy es el Blog Action Day y debemos publicar sobre el tema del medio ambiente. ¿Por dónde comenzar? Está, por ejemplo, el Calentamiento Global. Esta mañana, tan pronto vi un video sobre el asunto, me dije ¡éste es el enfoque! Era un video tremendamente didáctico, bien comprensible, muy interesante. Mostraba qué es el calentamiento global, cómo se produce, sus consecuencias y qué podemos hacer para aminorarlas…

Pero la curiosidad mató al gato, dicen. Y así fue. Porque cometí el grave error de mirar a la columna de la derecha de los videos de YouTube, donde se colocan los videos relacionados y me encontré con una serie de 8 videos producidos por el Canal 4 de la Televisión Británica que plantean un punto de vista completamente opuesto. Y sucede que de acuerdo a los científicos entrevistados en este programa, la postura “oficial” sobre el calentamiento global –que incluye la postura de las Naciones Unidas y la de la prensa mundial– es una manipulación completa de los hechos, con fines políticos y económicos.

Existe otra serie (que no he podido ver) de unos 9 videos que debaten la postura de la serie británica. Sin mencionar las recientes películas de Al Gore y de Leonardo Di Caprio…

Ya lo adivinaron. Literalmente ¡un mar de datos! Imposible en un solo día diferenciar los correctos de los falsos. Aunque ya a las 2 de la madrugada sí tengo cierta idea de por dónde se podría caminar con mayor probabilidad establecer esta diferencia, obviamente decidí buscar otro enfoque para este artículo. Y es el siguiente:

En la entrada anterior mencionaba la ignorancia tan grande que tenemos sobre el funcionamiento de nuestros cuerpos. Pues eso no es nada si lo comparamos con el desconocimiento y las montañas de datos falsos (en su mayoría debido a intereses creados) que existen en los temas medioambientales. Y como ya sabemos, sin conocimiento es imposible asumir ningún grado de responsabilidad por lo que sucede, mucho menos de control. Es lo inexorable del funcionamiento de nuestro triángulo superior.

Pero no todo es confusión. Existen datos, no sólo estables, sino correctos, que podemos usar. Por ejemplo:

La realidad evidente. Hasta nuevo aviso, éste es el único planeta que tenemos para vivir. Y es una extensión de nuestra casa. Es, en realidad, la casa, el jardín y el patio de atrás de nuestra Cuarta Dinámica. Como cualquier casa, si lo cuidamos y le damos el mantenimiento adecuado, nos dura más, aumenta su valor (y el de nuestra inversión) y la vida se nos vuelve más fácil a todos.

La necesidad. Lo necesitamos en buen estado, no sólo para nuestros hijos y nietos ¡para nosotros mismos! Lo más probable es que regresemos a la Madre Tierra no una, sino muchas veces más y recogeremos lo que hemos sembrado, tanto los frutos, como la mala hierba.

Conocimiento, responsabilidad y control. No podemos controlar absolutamente nada de lo que pase en nuestro planeta sin asumir responsabilidad por él. Y no podemos asumirla si lo desconocemos todo al respecto. Es necesario un cierto ejercicio de disciplina o ética personal para sacudirnos de encima la apatía sobre el tema y como mínimo subir a un tono emocional de interés y entonces informarnos, aprender y comenzar a subir, en la misma medida, nuestro nivel de responsabilidad, lo cual incluye por supuesto ¡el de quienes nos rodean también! Así, dependiendo de lo amplio o limitado que sea nuestro propio concepto de la responsabilidad, en esa medida lo que hacemos causará un mayor o menor efecto.

Tu propia supervivencia. Por último, en la medida en que subes por la Escala de Tono Emocional, y entras en la banda de admiración y más arriba, todo lo anterior se vuelve un verdadero placer, como actividad pro supervivencia que es. Y cuando te vienes a dar cuenta, tu alcance y área de influencia han crecido de manera insospechada y te haces más grande, ¡y mucho mucho más feliz! Naturalmente, te has extendido hacia las dinámicas “exteriores” y de esta manera, eres mucho más .


bubart07.jpg

bubbleart08

 

 

Entradas relacionadas:
Qué es El Camino a la Felicidad
El concepto de Responsabilidad
Ayuda a cuidar el planeta

Ayuda a cuidar el planeta

En este Lunes del Blog Action Day, para ilustrar el Precepto 12-3 de El Camino a la Felicidad, les presentamos un video de introducción a la producción de la BBC Planet Earth, musicalizada por Sigur Ros, una banda post-rock de Islandia.

[Youtube=http://youtube.com/watch?v=lwvYcodKkqI]

El cuidado del planeta empieza en el jardín de nuestra casa; de allí se extiende a la zona por la que pasamos para llegar a la escuela o al trabajo, abarca los lugares a los que vamos a comer en el campo o en vacaciones. La basura que ensucia el terreno y el agua, el incremento de matorrales muertos que provocan incendios son situaciones con las que no debemos contribuir. Por otra parte, podríamos hacer algo para evitarlas en nuestros ratos libres; plantar un árbol puede parecer poco importante, pero es algo.

En algunos países, la gente de edad avanzada y los desempleados no sólo se sientan por ahí a desmoralizarse; se les emplea para cuidar jardines, parques y bosques; para recoger basura y añadir algo de belleza al mundo. No faltan recursos para cuidar el planeta y por lo general se ignoran. […]

Es mucho lo que la gente puede hacer para ayudar a cuidar el planeta; empieza con la idea de que debemos hacerlo, progresa al sugerir a otros que deberían hacerlo. El hombre ha alcanzado la capacidad potencial para destruir el planeta; se le debe impulsar para que llegue a la capacidad y a las acciones para salvarlo. Después de todo, es sobre lo que estamos parados.

Si otros no ayudan a proteger y mejorar el medio ambiente, el camino a la felicidad no podría tener una superficie sobre la cual viajar.

L. Ronald Hubbard
El Camino a la Felicidad
Precepto 12-3.

bublrh07.jpg

Entradas relacionadas:
Qué es El Camino a la Felicidad
El concepto de Responsabilidad
“El Planeta Tierra” es NUESTRA tierra