Trastornos psiquiátricos: Los hechos detrás de la campaña millonaria de marketing

A continuación, les presentamos la traducción íntegra de una página publicada originalmente por la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos Internacional –CCHR Int como soporte de su muy exitoso video Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados.


20 millones de niños son etiquetados con “trastornos mentales” que se basan únicamente en una lista de comportamientos. No hay escáneres cerebrales, radiografías, pruebas genéticas ni de sangre que demuestren que son enfermos mentales. Sin embargo, a estos niños se les prescriben drogas psiquiátricas peligrosas que ponen en riesgo su vida.

La droga infantil es una industria de 4.8 mil millones dólares al año.

1. No existen pruebas que puedan demostrar que los “trastornos” mentales son condiciones médicas. El diagnóstico psiquiátrico se basa únicamente en la opinión.

La psiquiatría y la industria farmacéutica gastan miles de millones de dólares al año con el fin de convencer al público, a los legisladores y a la prensa que los trastornos psiquiátricos —como el trastorno bipolar, la depresión, el trastorno de déficit de atención (ADD/ADHD), el trastorno de estrés postraumático, etc.— son enfermedades, iguales que las condiciones médicas verificables, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas. Seguir leyendo “Trastornos psiquiátricos: Los hechos detrás de la campaña millonaria de marketing”

Proyecto de ley sobre la FDA ¡promulgado!

whitehouse.jpg
Foto: My Place, © Camerahunk

Aunque sucedió casi de inmediato, no lo habíamos anunciado y así el ciclo no estaba cerrado en cuanto a nuestro Blog concierne. La Enmienda H.R. 3580 al Decreto de 2007 sobre la FDA que fuera enviada para la firma del Presidente, fue ratificada 7 días después y ya es una ley en los Estados Unidos.

Esto significa, entre otras medidas, que todos los anuncios de medicamentos llevarán ahora un aviso visible que dice: “Se le anima a reportar a la FDA los efectos secundarios negativos de medicamentos prescritos”, con una dirección y teléfono para hacerlo. Hasta ahora, más del 90% de los estadounidenses no sabía que podía pasar por alto a su médico o psiquiatra e informar a la FDA sobre reacciones adversas a los medicamentos.

Muy bien hecho al CCHR y la al equipo de padres y denunciantes que con su esfuerzo y persistencia llevaron este caso hasta un final exitoso.

La FDA: de monitor pasivo a detective activo

capitol.jpg
Foto: Capitol, por iessi, bajo licencia CC: A.
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

La semana pasada recibimos esta estupenda noticia a través de nuestros amigos de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos —CCHR de St. Louis y su boletín de noticias Big Muddy River News. No obstante, ¡ojo! podemos celebrar ¡y celebramos! pero no podemos echarnos a dormir. Porque al final, la nota del CCHR St. Louis presenta una alerta bastante escalofriante. Y como ocurre con la mayor parte de estas situaciones, aquello que es noticia hoy en los Estados Unidos, podemos esperar que ocurra con toda seguridad, en un tiempo cada vez menor, en nuestros países latinoamericanos. Como ocurre en la actualidad por ejemplo con el Ritalin en nuestras escuelas. Por esta razón, si piensas algo como “Menos mal que esto no sucede en mi país”…. ¡Piénsalo otra vez!
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

El pasado jueves 20 de Septiembre, el Congreso de los Estados Unidos dio la aprobación final a la legislación diseñada para transformar la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de monitor pasivo a detective activo en busca de medicamentos aprobados para la venta pero que resultan ser peligrosos.

La Enmienda H.R. 3580 al Decreto de 2007 sobre la FDA fue aprobada por consentimiento unánime en el Senado Luego de que Cámara de Diputados la aprobara de forma aplastante el día anterior, y el proyecto de Ley se ha enviado para la firma del Presidente.

Gracias por apoyar CCHR, y a sus aliados a alcanzar lo que los medios están anunciando como “la legislación sobre seguridad de los medicamentos más significativa en más de 40 años”.

Superando obstáculos increíbles y trabajando con muchos grupos de padres y consumidores, así como con denunciantes, en pocas palabras esto es parte de lo que hemos logrado:

  • Los anuncios de medicamentos llevarán ahora un aviso visible que dice: “Se le anima a reportar a la FDA los efectos secundarios negativos de medicamentos prescritos. Visite http://www.fda.gov/medwatch o llame al 1-800-FDA-1088.” Hasta ahora, más del 90% de los estadounidenses no sabía que podía pasar por alto a su médico o psiquiatra e informar a la FDA sobre reacciones adversas a los medicamentos (ya que los médicos y psiquiatras informan apenas entre el 1 y el 10 por ciento de los efectos secundarios). El dar el poder a la gente para reportar por sí mismos los efectos secundarios podría hacer que estos informes aumenten 100 veces! ¡Y se deberán asignar 225 millones de dólares para asegurar que la FDA supervisa las reacciones adversas y actúa en consecuencia!
  • Las compañías farmacéuticas deben ahora anunciar públicamente en Internet todos los resultados —buenos, malos y feos— de sus pruebas clínicas de los medicamentos. Ya no podrán seleccionar de lo que quieren que usted se entere. El anuncio incluirá un glosario que explica los términos técnicos para asegurarse que cualquier persona pueda comprender la información y que ésta no pueda volverse engañosa o malentendida.
  • Si cualquier fabricante de medicamentos publica información falsa sobre un ensayo clínico, la FDA publicará un aviso estableciendo: “Se ha descubierto que el presente artículo sobre pruebas clínicas es falso o engañoso y por lo tanto no está en conformidad con la ley”.
  • La FDA debe ahora supervisar los anuncios de medicamentos y si son falsos o engañosos, puede multar al fabricante hasta por 10 millones de dólares.

Lo más eficaz que ustedes deben continuar haciendo —especialmente porque el proyecto de ley ahora tiene que ser ratificado como ley— es apoyar al CCHR y la “milicia” de padres y denunciantes que regresan a Washington para la siguiente fase.

Éste no es el momento de dormirnos en nuestros laureles. El Proyecto de Ley de las Madres (Mother’s Act, el Proyecto de Ley de Oportunidad a las Mamás de Acceso a la Salud, Educación, Investigación, y Ayuda para la Depresión Postparto) tiene que ser detenido ya que de ser aprobado dará lugar a que se prescriba a las embarazadas antidepresivos peligrosos u otras drogas psiquiátricas durante o después del embarazo. Se trata de la tentativa de la industria psiquiátrica de recuperar mercados perdidos. Desean obtener poder legislativo para someter a las futuras madres y a las que acaban de dar a luz a revisiones “médicas” para “detectar enfermedades mentales” y, en última instancia, drogarlas a ellas y a sus fetos o recién nacidos —con lo cual se obtiene una generación futura ya adicta a las drogas incluso desde antes de comenzar a vivir.

Pueden ver que su apoyo al CCHR está logrando RESULTADOS. Por favor continúen apoyando al CCHR con sus donaciones y sus esfuerzos voluntarios.