Trastornos psiquiátricos: Los hechos detrás de la campaña millonaria de marketing

A continuación, les presentamos la traducción íntegra de una página publicada originalmente por la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos Internacional –CCHR Int como soporte de su muy exitoso video Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados.


20 millones de niños son etiquetados con “trastornos mentales” que se basan únicamente en una lista de comportamientos. No hay escáneres cerebrales, radiografías, pruebas genéticas ni de sangre que demuestren que son enfermos mentales. Sin embargo, a estos niños se les prescriben drogas psiquiátricas peligrosas que ponen en riesgo su vida.

La droga infantil es una industria de 4.8 mil millones dólares al año.

1. No existen pruebas que puedan demostrar que los “trastornos” mentales son condiciones médicas. El diagnóstico psiquiátrico se basa únicamente en la opinión.

La psiquiatría y la industria farmacéutica gastan miles de millones de dólares al año con el fin de convencer al público, a los legisladores y a la prensa que los trastornos psiquiátricos —como el trastorno bipolar, la depresión, el trastorno de déficit de atención (ADD/ADHD), el trastorno de estrés postraumático, etc.— son enfermedades, iguales que las condiciones médicas verificables, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas. Seguir leyendo “Trastornos psiquiátricos: Los hechos detrás de la campaña millonaria de marketing”

Otra matanza inducida por antidepresivos

shooter.jpg
Foto: Brother, por Linuz.

Nuestros amigos de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCHR) de Saint Louis nos envían abundante información sobre la más reciente tragedia en Omaha.
……………………………………………………………………………………………………………………

¿Cuántas masacres más inducidas por antidepresivos se necesitarán para una investigación federal?

Por el CCHR Saint Louis

Robert Hawkins, de 19 años, que el 5 de diciembre mató a ocho personas e hirió a cinco antes de suicidarse en un centro comercial de Omaha, en el Estado de Nebraska, es el más reciente asesino joven bajo la influencia de las drogas psiquiátricas.

Quienes carecen de la habilidad de observación aguda culpan rápidamente a la posesión de armas por esta tragedia, pero quienes están familiarizados con las historias de tales actos inmediatamente reconocen una conexión más siniestra: historia de tratamiento con las drogas psiquiátricas para la depresión y ADHD.

Existe documentación más que suficiente sobre el hecho que estas drogas producen violencia, manía, psicosis, suicidio y “visualizaciones homicidas.” Luego de los diez últimos tiradores en escuelas bajo influencia de drogas psiquiátricas, el Comité de Vigilancia en Salud Mental del CCHR afirma que el gobierno no puede continuar ignorando la violencia a la que inducen los efectos de estas drogas y debe lanzar una investigación federal. En vista de los 39 muertos y 84 heridos producto sólo de estos diez recientes tiroteos, el CCHR produjo una serie de tres alarmantes anuncios de servicio público, llamada “Entérate de los hechos. Contraataca”, presentando las consecuencias de violencia y suicidios inducidos por las drogas psiquiátricas prescritas a niños y adolescentes.

El comité sostiene que la evidencia de que estas drogas causan violencia, y homicidio es abrumadora, sin embargo se ignora a causa de jugosos beneficios de la psiquiatría y las compañías farmacéuticas, que sólo en el año pasado alcanzaron mundialmente la suma de 20 mil 600 millones de dólares.

……………………………………………………………………………………………………………………

De acuerdo a una publicación de El País, tres años atrás la psiquiatría exigía “más estudios” para probar el lazo entre la violencia y las drogas que ellos prescriben. Su atrevimiento es increíble, ellos que jamás han hecho un estudio para probar la existencia de los desbalances químicos que estas drogas supuestamente resuelven, tienen la desvergüenza de pedirlos a otros.

Sin embargo, aparentemente, se les cumplieron sus deseos. Al menos en Estados Unidos. Ya que ahora, luego de otros numerosos estudios no sólo los medicamentos peligrosos llevan la etiqueta negra de advertencia que reseña el artículo de El País, sino que acaba de promulgarse la ley que obliga a todos los anuncios de medicamentos a llevar un aviso visible que dice: “Se le anima a reportar a la FDA los efectos secundarios negativos de medicamentos prescritos”, con una dirección y teléfono para hacerlo.

Más información (en inglés) sobre el caso de Hawkins y los anteriores en este detallado artículo de Mike Adams .

Entradas relacionadas:

  • La personalidad química (Sobre la matanza de Virginia)
  • Por qué “no queremos” a la Psiquiatría (I)
  • Por qué “no queremos” a la Psiquiatría (II)
  • Por qué “no queremos” a la Psiquiatría (III)
  • Por qué “no queremos” a la Psiquiatría (IV)
  • Videoclip: La industria de la muerte
  • DVD Psiquiatría: industria de la muerte
  • La psiquiatría ES una pseudo-ciencia